jueves, octubre 17, 2013


Un curso nuevo y esta vez acojo a un grupo nuevo de chavales. El curso es el de quinto de primaria.
Alumnado que viene con enfoques tradicionales en cuanto a la enseñanza y el aprendizaje. Así que periodo de adaptación. Y también un blog nuevo pues el anterior ya había sufrido tres cursos.

Para comenzar a trabajar con ellos por proyectos se ha tenido en cuenta el agrupamiento, las estrategias cooperativas para desarrollar actividades y tareas, la predilección por parte de ellos de los temas y la evaluación que también iba a ser diferente. Este año quería sumergirlos más en la autoevaluación y en el diseño de rúbricas por parte de ellos para ayudarles a mejorar sus tareas ya que eran conscientes de los límites que se ponían.

En cuanto al agrupamiento se realizó teniendo en cuenta los informes de la maestra anterior, la observación en los primeros días de clase, el número de chicos y chicas y la clasificación del alumnado según su rendimiento escolar (3 grupos). Como quiera que cada grupo iba a estar conformado por 4 componentes como mínimo pues se formaron seis grupos de 4 componentes y un grupo de 5 componentes. Siempre la proporción era de un chico o chica de alto rendimiento, dos chicos o chicas de rendimiento medio y otro de rendimiento bajo. Por supuesto los grupos eran heterógeneos. Ya que existen más chicos que chicas, existen tres grupos con dos chicas y otros tres con una chica. A lo largo del curso habría diferentes agrupamientos.

Este tipo de agrupamiento conlleva la asunción de unos roles por parte de los integrantes así que tenemos un coordinador, un secretario, una animador, un controlador del tiempo y orden y un observador y cuidador de material. Cada equipo lleva un cuaderno donde el secretario recoge las normas, los acuerdos, las tareas, etc.

Por otro lado y aunque ya durante años anteriores he utilizado estrategias cooperativas, visto el buen resultado he decidido que este año iba a utilizarlas en mayor medida. Las que más he usado y usaré serán: el folio giratorio, 1-2-4, Lectura compartida, Lápices al centro y el número.

La evaluación voy a seguir haciéndola de la siguiente forma:
  • Una autoevaluación realizada por cada uno de ellos de su trabajo e implicación. Se diseña por toda la clase y se cuelga en un formulario de Google Drive.
  • Una coevaluación de los demás respecto a los compañeros. La suelo realizar al final del proyecto para que ponderen la presentación que cada grupo hace de su trabajo. También está diseñada por toda la clase y presentada en un formulario de Google Drive.
  • Una heteroevaluación realizada por los maestros sobre el trabajo en general, la participación, los productos, etc.
  • Evaluación de cada una de las tareas que se realizan durante el proyecto (un texto, un mapa mental, un dibujo, una entrada de blog, un podcast....). Estas son las evaluaciones que vamos este año a intentar cubrir con rúbricas desarrolladas por toda la clase.
Esta evaluación la realizo sobre una hoja de cálculo de Google Drive y los resultados anteriores van ponderados de tal forma que las evaluaciones de las tareas cuentan un 60%, el trabajo tanto en el aula como en casa un 30% y el comportamiento un 10%



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada