jueves, noviembre 01, 2007

De vuelta del congreso...

Tarde llegamos a casa ayer miércoles después de sufrir un gran atasco en la capital de España.
Hoy, ya entonado, después de una hora de footing y bien desayunado, es hora de escribir unas líneas sobre el IV Congreso Internacional de Educared.
Hablar, en principio, de mi relato de la experiencia sobre el Motril Islámico. Parece que gustó bastante a la concurrencia, por ello recibí felicitaciones y bastantes preguntas acerca de la metodología en cuanto a los contenidos de las diversas áreas y del curriculo en sí. Yo, generalmente, trabajo de forma globalizada, en este caso Conocimiento del Medio con Lengua Castellana, que es lo que impartí y actualmente sigo impartiendo. Ello hace que nos acomodemos mejor al tema a desarrollar. En cuanto al curriculo no suelo desarrollar el curriculo del libro de texto porque prefiero que seleccionemos los temas que más le gustan al alumnado que tengo y después dejamos hueco para otro tipo de temas que o bien nos ofrece el Aula Didáctica de Limdeco o las Áreas de Medio Ambiente, Cultura o Educación del Ayuntamiento de Motril. Parece que el desligarse del curriculo oficial no le gusta a ciertos compañeros y compañeras, como así me lo expresaron. Yo ya les dije que la tecnología nos debía llevar a repensar el curriculo y las pedagogías. Hacer competente al alumnado no conlleva necesariamente desarrollar un curriculo que data ya de cerca de 100 años. Cualquier contenido, bien programado, cercano a su realidad e intereses, ayudado de técnicas colaborativas y de investigación y apoyado por la tecnología nos llevará a ofrecer una enseñanza de más calidad y de más disfrute.
Edith Litwin en su conferencia del martes, 30 de octubre, ya habló sobre el tema y que podemos leer de una conferencia que ya dio hace cinco años ¿ Cómo trabajar con tecnología en la escuela ?:
"También podemos identificar cambios que no se hicieron. Los currículos estructurados por cotas de aprendizaje y centrados en la evaluación dieron cada vez más pie a currículos cada vez más veloces, más fugaces, recargados de contenidos. La idea de pensar en un currículo desde una perspectiva evaluativa implicó pensar en un currículo para la comparación y, por lo tanto, implicó pensar en un currículo sin comprensión de los contextos, sin dar cuenta de los entornos diferentes, sin reconocer que las pruebas de evaluación, al pretender ser pruebas comparativas, nos alejan cada vez más de las realidades de las aulas."
Bueno, proseguré en otro momento hablando de otros aspectos del congreso.
Salud

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada