martes, octubre 21, 2014

M-learning en las aulas

La pasada semana se celebró en Madrid la edición anual de SIMO, esta vez dedicada de forma monográfica a lo educativo: SIMO Educación 2014. Durante los días 16, 17 y 18 de octubre en el pabellón número 6 de IFEMA se han dado cita empresas, representantes de centros educativos (más concertados y privados que públicos) y profesorado. Una representación del alumnado se encontraba cerca, en la Madrid Games Week. Quizás los profesionales de la educación deberíamos pasarnos por esa feria para detectar intereses que pueden servirnos para revertir nuestra tarea en las aulas. El caso es que vivimos en mundos paralelos aunque no distantes.


El caso es que las jornadas estaban estructuradas en 4 salas que acogían varias temáticas como lenguaje audiovisual, comunicaciones,  talleres prácticos y mobile learning. Por último dos espacios más amplios estaban dedicados a entornos de conferencias, el Aula Magna y el Auditorio. Podéis ver el programa y así haceros idea del contenido que se desarrolló.

Mi visita a este evento fue en calidad de ponente dentro del apartado de Mobile Learning (Aprendizaje con Dispositivos Móviles) y fui invitado por la revista Educación 3.0. La idea era trasladar a los presentes las estrategias que suelo utilizar en el aula para trabajar con esos dispositivos móviles (tabletas y smartphones, principalmente).


Mi intervención se apoyó en la presentación que podéis ver al pie de este texto y que podéis hojear. Comencé situando el centro donde trabajo, el CEIP Príncioe Felipe de Motril y el contexto de aula que nos rodea en cuanto a elementos tecnológicos, materiales didácticos, herramientas y aplicaciones digitales y, lo más importante para mí, los elementos curriculares. Estos últimos quedaban reflejados en el trabajo por proyectos que venimos desarrollando en el aula apoyado en el agrupamiento de grupos de base y uso de estrategias cooperativas para mejorar el aprendizaje del alumnado. También daba buena cuenta del tipo de evaluación que llevamos a cabo, apoyada en la autoevaluación del alumnado, la coevaluación de todos y la del maestro, buscando evaluar tanto procesos, contenidos y competencias. Todo ello apoyado en rúbricas que nos permiten mejorar la evaluación por cuanto nos hacen reflexionar algo más en nuestra práctica docente y en el aprendizaje del alumnado, al mismo tiempo que les ofrecen información sobre los aspectos que deben conocer a la hora de presentar, investigar y comunicar sus creaciones y tareas. Destaqué las posibilidades de que el propio alumnado cree las rúbricas de las actividades de un proyecto, como vienen haciendo mis chavales de vez en cuando.

La segunda parte de la ponencia la dediqué al uso de los dispositivos móviles en mi aula, desde los comienzos hasta el día de hoy pasando por una experiencia desarrollada el curso pasado con tabletas iPAD. Tengo que decir que aunque brillen bastante los artilugios electrónicos, lo que verdaderamente presta potencia a estos elementos son las aplicaciones (APPs). Y en ellas son las auténticas estrellas de los dispositivos móviles. Di un repaso de aquellas apps que más usamos en el aula, tal como mapas mentales, líneas de tiempo, podcast, código QR, tratamiento de imágenes y vídeo, scanner, de comunicación (Whatsapp), creación de comics, póster, audiolibros, libros electrónicos, presentaciones, creación de juegos, procesador de texto...

Para terminar, después de este paseo por las apps, mostré las funcionalidades que aportan a la enseñanza y aprendizaje como son el desarrollo de competencias e inteligencias múltiples; favorecen el autoaprendizaje; permiten el trabajo según la dinámica del FlippedClassroom (clase invertida) o FlippedLearning (aprendizaje invertido); facilitan el trabajo por proyectos, problemas o retos; están muy cercanas de la idea de constructivismo y conectivismo; expanden las competencias del siglo XXI (creatividad, construcción del conocimiento, comunicación, colaboración, adaptación al cambio); redimensionan el pensamiento divergente y tienen una curva de aprendizaje muy corta y bastante llana.

En conclusión, hoy en día el uso de estas tecnologías móviles nos permiten mejorar los agrupamiento en el aula, pueden ayudar al profesorado a ir cambiando la metodología y, por ende, dan más calidad a lo educativo. Todo ello, siempre que queramos dar esos pasos pues es muy fácil usar esa tecnología para seguir haciendo las clásicas actividades de aula.

Finalmente había preparado un taller para realizar un pequeño proyecto entre los asistentes al acto pero que no pudo llegar a realizarse por la falta de tiempo. De todas formas, en la presentación hay un código QR que nos lleva a una zona de una plataforma Moodle que nos da idea del trabajo por proyectos y el uso de tecnologías móviles.

Dar gracias a todas y todos los asistentes que generosamente atendieron mi exposición y se interesaron por ella gracias a sus intervenciones al final del acto como a la salida del mismo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada